la mafia no descansa

Mo Yan: "La literatura es un espejo para mostrar los sentimientos humanos"

El Premio Nobel de Literatura 2012 inició su participación en la FIL 2019 con un diálogo con la prensa 

Publicado: 2019-07-30

Mo Yan era un niño cuando se inició la Revolución Cultural en China. Un niño que vivía en una aldea rural y cuya madre era una campesina que le enseñó tres cosas fundamentales: "Lo primero que me enseñó es la bondad con empatía a los más débiles; lo segundo, la tolerancia y lo tercero, la inteligencia", dice el reconocido intelectual que creció en medio de un mundo que se transformaba violentamente y en el que aquel niño abandonó la escuela. "Mientras "mis compañeros estaban leyendo con sus ojos, yo estaba leyendo con los mis oídos", agrega.

La impronta de su madre es algo que Mo Yan destaca en su obra: "mis personajes femeninos son más fuertes y valientes que los hombres" y agregó con mucha convicción que "si en este mundo sólo existieran los hombres, el mundo dejaría de existir"

Cómo lo ha hecho en otras ocasiones Mo Yan recordó la profunda deuda de su obra con la literatura latinoamericana, en especial con Gabriel García Márquez, que como otros autores del boom fue traducido y ampliamente difundido a fines de los años 70 en China.  

"Cuando leí las diez primeras páginas de Cien Años de Soledad no podía controlar mis sentimientos de emoción.  Su tono, su voz, su manera de escribir me abrió la memoria". 

Luego sus lecturas lo llevaron a leer a Mario Vargas Llosa, Jorge Luis Borges, Juan Rulfo, Carlos Fuentes y otros más,  quienes considera "nos enseñaron cómo escribir una buena novela" Pero además le mostraron las semejanzas entre nuestra realidad y su país: "economías atrasadas, culturas diversas y complejas, condiciones geográficas complicadas". 

Sobre el Premio Nobel peruano recordó que la primera obra que leyó fue "La tía Julia y el escribidor", cuya estructura fue imitada por diversos escritores, para luego añadir que la novela de Vargas Llosa que más le gusta es "La guerra del fin del mundo". 

Mo Yan recordó su discurso cuando recibió el Premio Nobel mencionando que "la literatura no sirve para nada, no rinde económicamente, no impide las guerras pero sirve para modificar nuestra mente y mejorar nuestra estética". Y sobre todo nos enseña a "diferenciar la belleza de la fealdad".  El autor más famoso de China concluyó diciendo que "la literatura es una forma de preservar la cultura y es un espejo para mostrar los sentimientos humanos" , lo cual es un antídoto contra la homogenización que produce la globalización ya que "si todo el mundo habla el mismo idioma sería horrible".

Durante su visita a Lima participará en varias actividades dentro de la feria. Aquí los detalles para tener en cuenta. 






Escrito por

El Arriero

Javier Torres Seoane: Antropólogo de profesión y comunicador de oficio.


Publicado en

El arriero

Un blog de Javier Torres Seoane