la furia naranja de Chávarry

fuente: EXItosa

¿Atrapados sin salida?

Publicado: 2018-03-12

Al contemplar el escenario político peruano pareciera que no hay salida para una crisis política que amenaza por igual a todos los que de una u otra manera han jugado un rol político desde el año 2000. La principal responsabilidad de esta situación recae en la incapacidad de los principales líderes políticos para generar un escenario que nos saque del pantano en el que andamos sumergidos y en el que ellos mismos nos metieron, porque hay que ser bien ingenuos para pensar que el único problema de la política peruana es el caso Lava Jato. 

Tanto la vacancia del presidente como su permanencia en el cargo anuncian escenarios turbulentos. La primera colocaría a un vicepresidente sin partido -o algo que se le parezca- a cargo de la presidencia de la república. De ser este el caso, cabría esperar que la coalición de vacadores conformada por Fuerza Popular y sus novísimos aliados de la izquierda, le brinden algo más que la banda presidencial, es decir algo así como una carta de garantía de que no se tumbarán al nuevo gobierno hasta el 2021 o hasta una fecha intermedia, si la apuesta va por el adelanto de elecciones. A pesar de la potencial fragilidad de un probable gobierno de Vizcarra en esas condiciones, esta opción permite por lo menos abrir el juego y podría dar pie a nuevos realineamientos políticos.

Por el contrario, en el caso de que PPK se mantenga en el cargo, esto solo servirá para profundizar la incertidumbre y para que siga esta suerte de seguidilla de temblores que se desarrollan en la zona sísmica en la que se ha convertido nuestra política y que probablemente acaben en un terremoto de mayor gravedad. Ello resulta casi inevitable ya que cada día saldrán nuevas denuncias y se harán públicos nuevos detalles de los negocios del presidente, minando aún más su legitimidad (su credibilidad ya pasó a mejor vida). Y si a eso le agregamos que para evitar la vacancia tendrá que seguir sangrando a la bancada de Fuerza Popular y luego a otras bancadas, el costo será mucho mayor con un presidente dedicado casi en exclusiva a defenderse y preocupado por “devolver el favor” a sus nuevos y seguramente cada vez más exigentes aliados.

Y el país bien gracias... que los peruanos emprendedores vean como resuelven sus problemas...


Escrito por

El Arriero

Javier Torres Seoane: Antropólogo de profesión y comunicador de oficio.


Publicado en

El arriero

Un blog de Javier Torres Seoane