la furia naranja de Chávarry

www.peruoea.org

Discusiones bizantinas

Publicado: 2018-02-15

Las cumbres presidenciales suelen ser una enorme pérdida de tiempo y recursos. Las hay para todos los gustos y colores. Y la Cumbre de las Américas es una más en esa larga lista de eventos de los que rara vez queda recuerdo... hasta la siguiente. Sin embargo la que se realizará en Lima el próximo abril se ha convertido -con dos meses de anticipación- en noticia de primera plana. La razón: el despelote autogenerado por el gobierno de PPK al invitar -como correspondía en su condición de anfitrión del evento- al presidente de Venezuela Nicolás Maduro, para luego declarar que “su presencia no es bienvenida”. 

Lamentablemente la actitud de PPK deja mal parada a nuestra Cancillería, una de las instituciones más respetables de un Estado tan incompetente como el nuestro. Pero poco o nada se puede esperar si al mando de ella se encuentra una ministra como Cayetana Aljovín -tres carteras en año y medio de gobierno- quien acaba de declarar que una reciente sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos “todavía es oscura y que se debe aclarar”.

Así, el presidente que pide “que no perdamos el tiempo en discusiones bizantinas” termina generando una de escala mayúscula, sobre todo porque le ha dado pie al dictador venezolano a afirmar que vendrá a Lima “así llueva, truene o relampaguee”, y más allá de lo que uno opine de su desastroso gobierno, está en todo su derecho y nada puede hacer el gobierno peruano para evitar su presencia, porque la Cumbre es una reunión de jefes de Estado y no una reunión de amigos.

Y si a los ciudadanos y ciudadanas no nos gusta alguno de los asistentes a la Cumbre de las Américas, pues tenemos todo el derecho a expresar nuestro rechazo e indignación por su presencia, y no necesitamos que políticos que viven negando las terribles violaciones a los derechos humanos que ocurrieron en el Perú en los años 80 y 90, o que como PPK han indultado a uno de los principales responsables de aquellos crímenes aprovechen el actual drama venezolano con el único fin de distraernos de la crisis política que vive nuestro país.


Escrito por

El Arriero

Javier Torres Seoane: Antropólogo de profesión y comunicador de oficio.


Publicado en

El arriero

Un blog de Javier Torres Seoane