Con lupa en el Congreso

Óscar Ugarteche: "Tengo la sensación de que somos una sociedad maníaco depresiva"

El destacado economista peruano que actualmente ejerce la docencia y la investigación en la Universidad Nacional Autónoma de México, habla de la modernidad barroca de un Perú aun adolescente.

Publicado: 2016-07-17

Oscar Ugarteche es uno de los más importantes intelectuales que ha producido el Perú en los últimos cincuenta años, a la vez que un viejo militante de la causa de los derechos de la comunidad LGTB desde los lejanos años 80 cuando fue uno de los fundadores del Movimiento Homosexual de Lima (MHOL). Ugarteche vive en el exilio académico en Mexico, donde radica hace más de una década, sin que ello haya significado una ruptura con los problemas del Perú. 

Ugarteche no solo es un pensador, sino es un gran conversador y con el nos sumergimos en varios temas, luego de una conferencia sobre "La Crisis del Euro" en el Instituto de Estudios Peruanos, donde trabajó entre 1979 y 1985 y donde fue recibido por Julio Cotler con un afectuoso "bienvenido a tu casa". Los dejamos con la palabra de Oscar.

El Perú: un frenesí adolescente

"Cuando sales del aeropuerto me pasa cada vez que llego a Lima, es esa sensación de frenesí. Lima vive un frenesí 'al Perú no lo para nadie', 'el futuro es nuestro', en fin, que es la reversa del pesimismo espantoso que vivimos en los años ochenta e inicios de los noventa, donde no había final del túnel. Tengo la impresión de que somos una sociedad maníaco depresiva. Pasamos por estos grandes entusiasmos y de pronto unas grandes caídas. Todavía no logramos el equilibrio de la madurez, somos una sociedad todavía un poco adolescente, impulsiva. Todo el mundo es entusiasta, da gusto por la cantidad de años en que don Pésimo era el que reinaba"

Educación: el centro del problema

"Yo creo que primero y antes que todo, el tema educativo es el centro del asunto. No es posible que seamos una sociedad que no valora el conocimiento. No es posible que seamos una sociedad donde al profesor universitario, que se pasa la vida estudiando, el decano o dueño de la universidad considere que como le van a dar toda una hora para que hable le van a pagar 50 soles. Literalmente no vas a hablar, no vas a reflejar los 50 años de investigación que tienes a cuestas en palabras. Esta falta de valorización del conocimiento, creo que hay que acabar con ella."

La amnesia es mala educadora

"Hay que acabar con un sistema educativo donde la amnesia parece estar predominando. Fueron los 150 años del Combate de 2 de Mayo el otro día, yo vine a Lima para eso porque mi tatarabuelo estuvo ahí, y me sorprendió que el presidente de la República no fuera, no le dio bola, no le pareció importante ni relevante. Siendo militar y presidente de la República. Para los 100 años estaba el presidente y todos los expresidentes vivos. Yo no sé qué onda con la amnesia, ¿tenemos que olvidarnos de quiénes somos para ser modernos? No termino de entender si para estar en el mundo hay que hablar inglés, no termino de entender pero hay un tema educativo aquí en todo esto que está pesado"

Sin pasado no hay derechos

"Todo el pasado fue malo y es homogéneamente malo", y después salen estupideces como el libro este de García Belaunde que hace una parodia de la historia. Por amor a dios! entonces terminas convencido de que todo el pasado fue malo. Y no, pues. Si todo el pasado fuera malo, no habría electricidad, así de fácil. No habrían derechos de ningún tipo. Ha habido un proceso de progreso en este país en los últimos 10 años, indudablemente. Con marchas y contramarchas. Las mujeres tuvieron derecho al voto, tarde pero lo tuvieron. Los gays vamos a tener derecho a la igualdad en el matrimonio, tarde pero lo tendremos. ¿Hemos tenido que pelear más tiempo? Sí, las mujeres, nosotros, todo el mundo, pero así es el Perú, pues: lento. Pero eso no quiere decir que no haya progreso, claro que hay progreso."

Nuestra modernidad barroca

"Lo que pasa es que tenemos un concepto de modernidad muy peculiar. Yo me acuerdo cuando hice 'La arqueología de la modernidad' estuve observando la conducta de la gente para tratar de entender qué era lo que el respetable público consideraba moderno, y creo que lo que más me impactó fue que en esa época unos celulares de juguete, y los celulares reales eran particularmente caros, entonces habían quienes se compraban estos celulares para que pareciera como si los tenían y estos se dejaban a las entradas de las conferencias para que no sonaran dentro. Y yo en alguna ocasión fui a recoger el mío y me encontré con que había un montón que nadie había recogido porque eran de juguete. Mira tú qué idea de modernidad. Ese es el barroco, somos una sociedad muy barroca"

El Perú no es Irán

"Estamos en el siglo XVII. El obispo de Arequipa dijo que si votaban por Verónika Mendoza, cometían pecado mortal, siendo el argumento que porque Verónika decía que el matrimonio igualitario era una cosa positiva y el derecho al aborto era un derecho de la madre. ¡Qué cuernos un obispo comentando sobre la vida política del país! Pero además, qué cuernos el cardenal con un programa de radio dando el sermón en radio nacional, por amor a dios, no puede ser. Esto no es Irán, no debería serlo"

Una ley antidiscrimación antes que nada

El cambio más saltante para mí es que ahora tenemos dos congresistas abiertamente gays que han sido electos. Eso para una sociedad que es medio iraní significa que ya no es un techo de vidrio. Eso comparado hace diez años o veinte años es un salto cuantitativo. La llegada de alguien como Alberto De Belaunde, que es un joven que ya llega montado sobre otra base en los temas de identidad, coloca la discusión en otro sitio. Va a ser muy interesante ver si ellos logran, por lo menos, porque antes de pasar una ley de unión civil, lo que hay que pasar es una ley antidiscriminatoria de saque, básicamente para quitar de la televisión y la radio esos programas que hacen mofa.

El proyecto que Fujimori frenó

"Quiero que no traten de manera racista a la gente y no quiero que traten de manera despectiva a los pobres, yo creo que todos los ciudadanos merecen respeto. No es posible que haya algunos que no sean sujeto de respeto y para eso están las leyes antidiscriminatorias. Yo he presentado por lo menos seis, si no son siete, propuestas de ley para el tema antidiscriminatorio para personas homosexuales y ninguna prospero. Y la que prosperó, que fue muy gracioso, prosperó fue porque nos juntamos con las feministas. Logramos llegar hasta donde teníamos que llegar, el Congreso aprueba y cuando va la firma Fujimori tacha la parte de homosexuales y es la ley de no discriminación contra las mujeres. Fue una ley que trabaje en 1996"

La conciencia de derechos...Eppur si muove!

La iglesia no ha llegado a ningún lado en el Perú. El Papa está más avanzado que la iglesia peruana, es una barbaridad. Este retraso en lo político se está poniendo al día como me imagino que se está poniendo al día lo económico también. Lentamente, pero se va poniendo al día. Yo creo que lo que más se ha puesto al día es la conciencia de derechos. No en los partidos políticos sino en los ciudadanos. Hemos logrado que el ciudadano joven tome nota que el tema de los derechos de unos es en realidad el tema de los derechos de todos. Que si tú segregas los derechos de uno, en realidad estás segregando a todo el mundo.

Marchas de ayer y de hoy...del horror al amor

"El cambio es que en la Marcha del Orgullo gay del pasado sábado, a la que no fui por razones obvias, me contaron y me dio mucha risa de cómo iban los papás con los hijitos y los globos y como todo es más alegre y toda la cosa, qué bueno, una marcha del amor, sí pues. Cuando yo marchaba en 1997, esa misma marcha que ya no está en el registro porque ahora dicen que comenzaron en el 2001, marchábamos con helicópteros y tanques. La marcha de 1997 fue con un helicóptero arriba, con caimanes en Camaná, en la callecita que sale a Belén, a Uruguay y a Wilson, lleno de policías, éramos dos de nosotros de la dirigencia del MHOL y de la militancia habían unas 20 personas, y lo que teníamos era gente que nos observaba trepados en una banca, y esa fue la marcha. Todos horrorizados, incluida la gente gay. Ahora a mí me da mucha tranquilidad porque ya no tengo que ir a estas marchas, ¿para qué, si ya la gente sale?"

El MHOL...de lejos lo mas importante!

Lo más importante que yo he hecho en mi vida, lejos, pero con distancia, ha sido el MHOL. Pago el precio que he pagado yéndome a trabajar a otro país, lo pago con mucho gusto porque creo que eso era lo que había que hacer y era el momento en que había que hacerlo. Lo que me da pena es que mis amigos se murieron en el camino y no disfrutaron de esto que estamos viendo que yo he creído honestamente que iba a llegar muchísimo antes. Nos equivocamos en calcular que con cinco o seis años de metida de hombro bien puesto, íbamos a tener un florecimiento a la española. Pero en el camino se metió Sendero, el MRTA, la hiperinflación, hemos tenido una historia muy sazonada que afectó las dinámicas urbanas y ciudadanas, sin duda las afecto. Pero largamente, de lejos, más importante que todo lo que he investigado, que lo que trabajé con Nicaragua, lo que hice en Nueva York, los modelos que he hecho de control de deuda, los cálculos de precios de commodities, largamente lo más importante que he hecho ha sido el MHOL, largamente.

PD. Agradezco a Alberto Mori por facilitarnos el local del IEP para está entrevista, a Ginno Melgar por su entusiasta transcripción de la misma y al eficiente trabajo de Christopher Curay en el registro y edición de video.

 





Escrito por

El Arriero

Javier Torres Seoane: Antropólogo de profesión y comunicador de oficio.


Publicado en

El arriero

Un blog de Javier Torres Seoane